“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre,

y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”

Génesis 2:24

 

Todos nos casamos con una idea del matrimonio y con la esperanza de lograr construir una familia. Sin embargo las cosas no son fáciles, al corto andar fallamos porque no hemos sido enseñados en esta área tan importante en nuestra vida. Tenemos modelos distorsionados y muchas veces nuestro propio egoísmo nos destruye.

 

Que paradoja es que muchos estudian y trabajan fuertemente cuando quieren obtener un título profesional, pero a la hora de hacer familia somos autodidactas y generalmente negligentes.

 

Debemos buscar consejo en quién inventó la familia, quién determino cual es el propósito del matrimonio. Dios es el autor de la familia, por eso debemos correr a su palabra para

darnos cuenta donde están nuestros errores y corregir el rumbo antes de que sea tarde.

 

Dios puede salvar tu familia, solo debes creer y hacer lo que el nos aconseja.

 

Si necesitas ayuda escríbenos para contactarte lo antes posible.

 

 

Déjanos tu

petición de

oración

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.